¿Cuáles son las curvaturas normales de la espalda?

Las curvas principales o fisiológicas de la espalda son 3. Vamos a describir las curvas fisiológicas de la espalda comenzando de arriba hacia abajo.

– Lordosis cervical: es una curva que presenta la concavidad hacia atrás, es decir que se mete hacia adentro del cuello. Es una curvatura secundaria, lo que quiere decir que no nacemos con ella, sino que se desarrolla con el crecimiento. La lordosis cervical se desarrolla cuando el niño empieza a mantener la cabeza levantada.

– Cifosis torácica: Es una curva que protruye hacia afuera, haciendo más ancho el tórax en su punto álgido. Se trata de una curva primaria presente en el nacimiento.

– La lordosis lumbar al igual que la cervical es una curva que se introduce hacia dentro del tiempo, y también es una curva secundaria que se desarrolla cuando el niño empieza a adoptar la posición bípeda, erecta.

¿Qué es la rectificación cervical o pérdida de la lordosis?

La rectificación de lordosis cervical es la pérdida de la curva fisiológica del cuello, haciendo que la columna a nivel de la nuca no forma ninguna curva o que incluso forme la curva contraria, hacia afuera.

A nivel del tórax este fenómeno toma el nombre de dorso plano.

Causas de la rectificación cervical.

En la gran mayoría de los casos esta pérdida de la curvatura normal no es una patología, es una actitud postural, esto puede ser por varias razones:

La actitud postural puede ser una actitud antálgica, es decir, la persona adopta esta posición para evitar algún dolor bien de origen muscular o nervioso, para aumentar el espacio de salida de los nervios.

Otra causa de actitud postural puede ser la pérdida o disminución del tono muscular de los músculos del cuello, muy relacionado con la vida sedentaria de hoy en día.

Actitud antiálgica debido a otras causas.

También puede haber otras causas de la rectificación de la curvatura cervical como el aumento del tono muscular en un esguince cervical o las malformaciones vertebrales.